viernes, 21 de julio de 2017

Ondas controversiales (Parte II): "Los alimentos irradiados"

Cuando se nombra la palabra "radiación" es inevitable la asociación a fenómenos tales como el increíble Hulk de ciencia ficción o el caso testigo de Hiroshima. Sin embargo, la radiación se emplea en medicina o, como se presenta en el siguiente informe, en la mal llamada 'comida nuclear'

Preguntas disparadoras a ser promovidas entre los estudiantes: ¿Está bien llamar "comida nuclear" tal como se menciona en el informe? ¿Cómo debería llamarse correctamente? ¿Cuáles son los beneficios de irradiar los alimentos?  ¿Cuáles son los alimentos que pasarán a ser irradiados? ¿Ya se realizaba en Argentina? 
Puede solicitarse que se explique el proceso de irradiación de alimentos, bajo el formato de mapa conceptual.
En un momento del informe, mencionan que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la irradiación.
Para dar continuidad al debate, deberá indagarse entorno a lo que precisa la OMS sobre irradiación de alimentos.
¿Es afortunada la comparación con una alteración genética o el uso del Glifosato con la irradiación de los alimentos?

Mientras que, en otro informe perteneciente al programa argentino de Mariana Fabbiani, se escuchaban las voces de quienes no estaban a favor de la radiación nuclear de los alimentos (mencionados como comida nuclear o alimentos radiactivos)

¿Será correcto afirmar que estamos frente al "veneno en la heladera"? Se menciona el sabor de las frutillas que "hace tiempo no se consume frutilla con sabor a frutilla" ¿Has cosechado frutillas orgánicas? ¿Será cierta esa afirmación?
Detallar las posturas / afirmaciones de cada uno de los protagonistas.
A modo de verificación por parte de especialistas, la indagación en páginas de la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) es una actividad de gran utilidad para definir, por ejemplo, qué es la irradiación de los alimentos: http://caebis.cnea.gov.ar/aplicaciones/alim/Irra1.html
Con toda la información suministeada puede solicirarse el armado de posters y socializarlos, dejando una apertura al debate entorno a los beneficios, los pro y los contra de irradiar alimentos, con la debida justificación de las posturas de cada una de ellas.